Select Page

Su más reciente exposición GIRA, es un tour virtual por un bosque imaginario donde están expuestas algunas de las obras más emblemáticas de los cinco años del Museo del Hongo transformadas para crear una interacción y experiencia virtual del Reino Fungi que integra arte, ciencia y tecnología.

El Museo del Hongo es un museo sin lugar. De carácter itinerante, aparece y desaparece en diversas formas para difundir y acercar el maravilloso Reino Fungi.

Durante mayo y junio pasado se llevó a cabo su más reciente exhibición: GIRA. Una muestra de arte y ciencia completamente virtual que, a través de un recorrido en 360º por un bosque imaginario, es posible encontrar tres salas con diferentes obras y presentaciones. En ella participaron más de 20 artistas y científicos como Juana Díaz, Sebastián Calfuqueo y Natalia Cabrera, entre otros.

El bosque, que se puede visitar en modo nocturno o diurno dependiendo del horario en el que se ingrese, busca difundir la micología y el estudio de los hongos e inspirar a más personas a proteger la naturaleza.

Su lanzamiento oficial se llevó a cabo en mayo pasado y en su primer mes contó con más de 4 mil visitantes, principalmente de Santiago, Valparaíso y Concepción, pero también de localidades tan lejanas como Buenos Aires y Bogotá.

“Las más de 4 mil visitas que tuvimos durante los meses de mayo y junio de 2021 nos dejaron muy contentos e inspirados”, explica una de sus directoras Carola Roa. “Nuestra idea ahora es mantenerla activa de manera permanente, y para ello hemos decidido dejarla alojada indefinidamente en nuestra página web”, agrega.

Junto con la muestra, también se llevaron a cabo una serie de actividades de extensión como conversatorios y presentaciones, las cuales fueron instancias de encuentro que sus mismos participantes describieron como amorosas e interesantes. En ellas se reflexionó en torno a temas muy diversos como la micología y sus alcances en la comprensión del mundo Fungi o la fabricación de biomateriales y la implicaciones éticas que ello tiene, lo que demuestra la versatilidad de estos organismos y las infinitas posibilidades que abre el mundo microscópico de los hongos y sus características simbióticas.

Con respecto a la continuidad del Museo del Hongo y futuras colaboraciones, Carola nos cuenta que estarían felices de sumarse a cualquier proyecto educativo o de difusión científica que quiera incluir contenido fúngico, y así continuar comunicando el potencial que tienen estos organismos, así como sus beneficios para la salud.

La invitación es a revisar la página, y tomarse el tiempo para recorrerla con calma para descubrir la diversidad de sus obras y presentaciones.

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
Anterior